viernes, 17 de abril de 2015

Este 24 de abril, teleSUR se une a un llamado mundial para el reconocimiento del genocidio armenio. Para ello presenta el documental "Armenia: El genocidio silenciado"

A 100 años de los repudiables hechos que conllevaron al Genocidio Armenio, teleSUR te trae en #DocumentalesTelesur...

Posted by Contenidos Especiales Telesur on Viernes, 10 de abril de 2015

lunes, 10 de marzo de 2014

Violencia política en los meses de febrero y marzo en Venezuela

MARCOS SALGADO | Desde que comenzaron los actos violentos el 12 de febrero pasado murieron 23 ciudadanos. En esta nota analizamos caso por caso, y anotamos una conclusión definitiva: la noticia internacional meneada una y otra vez de que en Venezuela hay una “dictadura” matando civiles pacíficos es mentira. Veamos.

El 12 de febrero pasado, un grupo compacto de estudiantes se separó de una importante concentración opositora, para -dijeron- entregar un petitorio ante la Fiscalía General de la República. En el lugar se hizo presente el dirigente opositor Leopoldo López quien, tras azuzar a los presentes, se retiró. Minutos después, un grupo pequeño la emprendió contra el cordón policial y contra el edificio de la Fiscalía. Se registraron corridas por calles laterales y allí caen los dos primeros muertos de estas jornadas:

1 – Juan Montoya. 40 años. Dirigente chavista de la popular zona del “23 de Enero”, en el oeste de Caracas.

2 – Bassil Dacosta. 24 años. Joven carpintero, acompañaba a su primo en la marcha de los estudiantes opositores que deriva en los primeros hechos de violencia.

Montoya y Dacosta caen en la misma calle de la Candelaria (centro de Caracas), con pocos minutos de diferencia, y por -en principio- el mismo arma de fuego. Todas los indicios apuntan a dos efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) que incumplieron la orden de acuartelamiento. Ya fue relevado de su cargo el general Manuel Gregorio Bernal, hasta ahora jefe del SEBIN y los dos efectivos están detenidos.

3 – Roberto Redman. 28 años. Estudiante. Fue quien levantó el cuerpo de Dacosta y cayó asesinado luego en un ataque selectivo desde una moto de alta cilindrada a varios kilómetros de allí, en una protesta que se desarrollaba ese mismo día en Chacao, al este de Caracas. Todo indica que fue un crimen ligado a las muertes que se registraron más temprano.

Después de estas tres muertes del primer día de protestas violentas, comenzaron las “guarimbas” (cortes de vías principales, una actividad ilegal según el ordenamiento venezolano) en una veintena de municipios en todo el país, algunos de ellos ciudades principales. También se registran marchas de sectores de oposición. Este es el contexto se producen estas muertes:

4 – José Ernesto Méndez. 17 años. Falleció por severas heridas en la cabeza provocadas por una persona que lo atropelló, en principio, durante una protesta de estudiantes que mantenían cortada una avenida principal en Cumaná, estado Sucre (oriente). Aunque informaciones de la Fiscalía indicaban que se trataba de un hecho no ligado a las protestas, el mismo presidente Maduro lo incluyó entre las víctimas de los hechos violentos.

5 – Génesis Carmona. 22 años. Asesinada por un disparo por la espalda en Valencia, estado Carabobo (centro oeste). Es el caso más difundido en el exterior. Las pericias determinaron que el disparo provino desde estaban los manifestantes que acompañaban a la joven. “Esa joven murió por una bala que salió de sus propias filas”, aseguró el ministro del Interior, Miguel Rodríguez Torres.

6 – Geraldine Moreno. Durante una manifestación en Naguanagua, también en el estado Carabobo, fue herida en la cara con múltiples perdigones por un GNB y agonizó durante días hasta morir. El responsable está detenido.

7 – José Alejandro Marquez. Murió a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico mientras huía de una manifestación que se tornó violenta. Testigos dicen que cayó al esquivar balas y estando en el piso fue golpeado por miembros de la GNB. La autopsia no reportó heridas distintas al trauma en la cabeza.

8 – Wilmer Carballo. Joven de origen canario, asesinado por un disparo mientras manifestaba en Cagua, ciudad del estado Aragua (centro), que le quitó la vida. Aunque testigos responsabilizaron a motorizados armados supuestamente ligados al oficialismo, todavía no hay investigaciones concluyentes.

9 – Jimmy Vargas. Murió a causa de politraumatismos al caer de un techo cuando organizaba la defensa de su urbanización en San Cristóbal (oeste del país) ante rumores de que serían hostigados por civiles y policías. Se divulgó la información de que cayó a causa de una herida de bala, y la foto de su cadáver sangrante se difundió profusamente por medios como CNNE. Sin embargo, la autopsia descartó que lo haya alcanzado un disparo y existen vídeos que lo prueban: murió al no hacer pie en un alféizar cuando se descolgaba del techo.

Con el paso de los días, los participantes de las guarimbas fueron cada vez menos, pero las barricadas estaban más organizadas. Ya no quemaban basuras y neumáticos, sino que apilaban bolsas de escombros, postes metálicos, grandes electrodomésticos en desuso, colchones y hasta arboles talados adrede. También comenzaron a usar claves miguelitos, y guayas (cables de acero) dispuestos en la calle a un metro veinte de altura, pensado especialmente para acabar con personas que se desplazan en motocicletas. Esas barricadas son abandonadas por las noches. Así comienza una nueva serie de muertes.

10 – Doris Elena Lobo falleció producto de graves lesiones sufridas cuando cruzó un alambre de púas en una barricada en la ciudad de Mérida (oeste) mientras iba de “parrillera” (acompañante) en una moto conducida por uno de sus hijos.

11 – Elvis Rafael Durán De La Rosa pierde la vida degollado por un alambre colocado en una barricada mientras conducía su motocicleta en la avenida Rómulo Gallegos, en el este de la ciudad. Por este hecho hay varios detenidos.

12 – Alexis Martínez, hermano de un diputado nacional del PSUV por el estado Lara (centro) fue asesinado de un disparo en el pecho mientras retiraba una barricada en la ciudad de Barquisimeto. Los proyectiles provenían de un edificio cercano.

13 – Julio González, fiscal 3ero del Ministerio Público, murió al colisionar con su vehículo contra un objeto contundente intentando esquivar una barricada ubicada en la Av. Cuatricentenaria de la ciudad de Valencia.

14 – Giovanni Pantoja, sargento 2do de la GNB, murió en la ciudad de Valencia al recibir un disparo en uno de sus ojos mientras dispersaba una manifestación violenta en el Trigal, en las afueras de Valencia. Una vez más, la bala fue disparada desde la altura de un apartamento en los alrededores.

15 – Antonio José Valbuena, mototaxista, murió después de recibir un disparo mientras intentaba quitar escombros que algunos manifestantes colocaron en vías del barrio Francisco de Miranda de Maracaibo, en el estado Zulia (oeste). Los disparos provenían de un edificio aledaño.

16 – Eduardo Ramón Anzola Carmona perdió la vida al estrellarse en su moto contra una barricada producto de aceite quemado que fue esparcido en el pavimento. Se realizan investigaciones, aunque no hay sospechosos todavía.

17 – Joan Quintero murió en extrañas circunstancias no del todo aclaradas durante un saqueo que se presentó en un supermercado ubicado en la zona de El Limón, en Maracay. Este hecho se suma a esta lista porque ocurrió luego de disturbios, sin embargo el ajuste de cuentas es una posibilidad.

18 – Luis Gutiérrez Camargo murió al colisionar su motocicleta contra una barricada ubicada en Rubio, estado Táchira. Vecinos comentan que perdió el control de la moto previamente, por lo que se sospecha que había aceite regado en la vía. No hay presos por este caso aún.

19 – Deivis José Useche era un joven mototaxista, murió al caer en una alcantarilla que había sido usada como barricada en Altamira, en el este de Caracas. Cuando los manifestantes violentos abandonaron el lugar dejaron la tapa abierta.

20 – Agnes López Lión, sargento de la Guardia Nacional Bolivariana. Murió producto de un certero disparo en la cabeza, mientras recogían escombros dejados por grupos vándalos opositores en Los Cortijos, al este de Caracas.

21 – José Gregorio Amaris Cantillo, Joven mototaxista, murió en el mismo episodio que el guardia nacional, también baleado por francotiradores en Los Cortijos. Por estos dos casos ya hay varias personas detenidas y se incautó el arma homicida.

22 – Johan Alfonso Pineda Morales, de 28 años, también motorizado, murió al resbalar aceite regado intencionalmente en la autopista principal de la ciudad de Caracas, a la altura de Altamira.

23 – Gisella Rubilar Figueroa. Murió tras agonizar durante un día, fue baleada por un francotirador cuando limpiaba los restos de una guarimba en Mérida.

De esta forma, hay cuatro muertes que pueden atribuirse directamente a fuerzas de seguridad, aunque solo una al accionar de la Guardia Nacional Bolivariana, principal fuerza dispuesta en las calles. Luego son cuatro los ciudadanos que mueren durante protestas opositoras, pero no por acción directa comprobada de fuerzas de seguridad. Se debe sumar un asesinato por grupos no identificados y otro cuyo vínculo a los hechos de violencia debe confirmarse aún. Sumamos de esta forma diez muertes.

Las otras trece víctimas fatales mueren en episodios vinculados a las guarimbas violentas. Y de estos casos, seis son por disparos de francotiradores. De uno, especialmente sádico, el del joven motorizado, repositor de un supermercado degollado por un cable de acero dispuesto a la altura exacta para generar tal efecto, casi no se dice nada en medios internacionales, que insisten en atribuir todas las muertes a la acción de las fuerzas de seguridad.

No puedo parar de guarimbear

Ya suman más de una veintena los fallecidos desde el inicio de las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro en nuestra República Bolivariana de Venezuela. Los jóvenes que protestan, que se supone en su mayoría son estudiantes, dicen que lo hacen para hacer un llamado sobre la inseguridad, al alto costo de la vida y la necesidad de asegurarse "un futuro".

Las protestas se iniciaron con fuerza el pasado 12 de febrero, día en el que fallecieron 3 personas, durante horas de la tarde y la noche, se colocaron barricadas en diversos puntos de la Av. Francisco de Miranda, en el Municipio Chacao de la ciudad capital. Estas barricadas se conocen como guarimbas y se convirtieron en una estrategia desestabilizadora de la oposición antidemocrática en el año 2004, año en el cual el presidente Chávez se sometería a un referéndum revocatorio, el cuál fue superado por el Comandante con casi el 60% de los votos.

Si bien es cierto que vivimos en un país con una economía inestable y donde se ha hecho común la desaparición de los anaqueles comerciales de ciertos productos (leche en polvo, aceite de maíz, café, azúcar blanca refinada, carnes de ciertos tipos, más recientemente jabón en polvo para lavar ropa, jabón de lavar platos, jabón de tocador inclusive), sabemos que es una estrategia de vieja data utilizada por los aliados del capital, aliados de la oposición oligárquica quienes insisten en generar una situación de descontento para generar un enfrentamiento entre el pueblo y el gobierno bolivariano.

Aunado a esto, desde hace más de un mes, los líderes de la oposición, en particular del partido de Leopoldo López, Voluntad Popular, han hecho su avanzada en las redes sociales con la consigna #ElQueSeCansaPierde, llamando a sus seguidores a continuar con sus guarimbas, quienes finalmente se han desenmascarado pidiendo la caída del gobierno bolivariano, o como ellos lo llaman "el régimen". María Corina Machado también ha sido gran activadora y promotora de la guarimba, haciendo llamados a los chicos para que "sigan en la calle y no desmayen". 

Luego de un mes y pico de guarimbear y tragar gas lacrimógeno, cuando ya las doñitas de Altamira le bajan comida a los muchachos para que sigan "luchando contra el régimen", ¿será posible parar de guarimbear?
Si yo siendo guarimbero u opositor, dejo de asistir a estas "manifestaciones" porque veo que no llevan a nada, porque nunca va a llegar ayuda de Washington, no quedaré como un cobarde, sometido al régimen castrocubanomadurista, ¿no quedaré aislado socialmente?

Pareciera que la única vía para detener esta guarimba en Chacao será la intervención política de esta alcaldía, a la par de la aplicación de la fuerza haciendo una redada masiva en el mejor estilo cuartorrepublicano.


miércoles, 26 de junio de 2013

Sobre las redes sociales, la guerrilla y especies afines (del 21 de mayo)

Hace meses que no pasaba por este blog, ni siquiera se por qué apareció en una de las pestañas de navegación (algo habré pisado), ciertamente es buen momento para retomarlo. Utilizo este espacio como lo que es, una bitácora y por eso les echo ese cuento.

En Venezuela hay una guerra feroz en contra del proceso revolucionario, en contra de los chavistas y en general del legado Comandante Chávez, uno de los espacios donde se evidencia esto es precisamente en las fulanas redes sociales, sencillo ponga la etiqueta #Venezuela en el buscador de twitter y verá de qué hablo.

Los ataques constantes en los medios de comunicación, campañas llevadas de forma sistemática, ahora arremetieron contra el conductor de La Hojilla, Mario Silva, todos estos factores nos llevan a una sola conclusión, esto no es ninguna estrategia de "golpe suave", el golpe es duro y directo al hígado.

Otro aspecto fundamental de este "clima de desestabilización" y de "guerra permanente" que nos impone la derecha, y esto no tiene NADA que ver con la inseguridad, es la bendita agenda del desabastecimiento y la especulación.

No es que no se consigan los productos, es que cuando encontramos (o dónde los encontramos) son precisamente los especuladores quiénes nos los ofrecen, ahí cerquita de casa, en la calle (no estoy atacando a los buhoneros OJO, eso lo podemos conversar otro día). Pongamos de ejemplo LA CARNE de res, entonces yo voy de aquí para allá, y consigo mi carnita bien linda a CIEN (100) bolos el kilo, bueno hago el esfuerzo y la pago, pero uno se siente como indignado ¿no? porque una cosa es que ajusten a, digamos 45, y otra es que SOLO en el megamercal se consiga a ese precio.

De estas cosas me entero sobre todo en las redes, pues mis mercados no son tan concienzudos y si consigo unos champiñones bien finos de la Colonia Tovar, prefiero eso a estar mendigando medio kilo de bistéc. Esperen un próximo comunicado!

martes, 18 de diciembre de 2012

Del boom petrolero al consumismo de la bonanza "bolichavista"

Comprando el ARBOLITO en Las Mercedes, Caracas.
Los medios de afuera y dentro, dicen que Venezuela, la Bolivariana, la de Chávez, está en una GRAVE crisis económica, que no se aguanta el control estadal sobre el comercio, que la empresa privada sufre y que la gente pasa hambre.

Nada más contradictorio (¿ejemplificante?) que pasar por la transferencia de la estación Plaza Venezuela y ver un "combo" de pollo frito Arturo's tirado en el suelo, mientras los transeúntes (usuarios metro) corren inadvertidamente con sus bolsas de compras de marcas y tiendas trasnacionales, sin advertir que el pollo frito (ese grasiento) reposa en el suelo.

Y no lo comento únicamente porque me impresione, que el usuario metro haya pasado de ser "respetuoso" de estas instalaciones públicas, a ser un habitante "pasajero irresponsable", capaz de consumir este (entre otros) producto alimenticio dentro de las instalaciones, sino que en una nación afrontando una crisis económica, o en la que las mayorías no tienen  "acceso universal a la alimentación", estos restos comestibles serían arrebatados por cualquier hambriento transeúnte. Este no es el caso de Venezuela. Acá cabría comentar, para los que no están familiarizados con las "normas del Metro de Caracas", que está PROHIBIDO el consumo de cualquier bebida o alimento dentro del sistema, cosas de "reprimir" al venezolano acostumbrado a arrojar "cualquier desperdicio" desde la ventana de un vehículo en movimiento.

En todo caso, el venezolano (la venezolana) no es consumista per sé, ha aprehendido este "modo de vida" y asumió a ser así. Este hábito "consumista" fue el deber ser en los setenta (la época del "tá barato, dame dos"), de los viajes a Miami los fines de semana, del nacimiento de la terrible práctica (porque ya es una práctica, ¿fue?) de la "fuga de cerebros", del ejercicio de la compra de lo importado porque era mejor (véase las campañas publicitarias de la dictadura argentina que promovió esta práctica en la misma época), del estar a la moda extranjera, o poseer la "tecnología de punta" para igualarnos a nuestros vecinos "desarrollados" del norte.

La gente de mi generación, nacidos en los años setenta, en democracia y en ese boom, fuimos criados para consumir y para querer hacerlo, el ser burgués no era un privilegio, era común a las mayorías, por ello no es de extrañarse que durante una explosión social como la del 27F de 1989, la gente no solo saliera a buscar comida, sino aparatos electrodomésticos, electrónicos, muebles, etc.

Es entonces ahora, en un vértice del giro ideológico y de un cambio en el modelo económico, en el que nos encontramos en una situación similar a la de los años setenta, con un dólar "preferencial" y una capacidad de consumo que pone en tela de juicio nuestra inclinación al ahorro, mas bien inclinando la economía hacia una permanente gesta inflacionaria.

Compramos objetos ahora, porque en unos meses se duplicará su costo, porque es un "deber ser" el estrenar nuestro "niño Jesús" de última moda y de tecnología de punta, porque podemos hacerlo y nos gusta. ¿Cuántos poseedores de teléfonos como el Blackberry o el Iphone realmente necesitan de sus aplicaciones en la vida diaria? ¿Por qué adquirir un servicio de televisión satelital cuando más de la mitad de su uso es para ver Globovisión? ¿Cómo es que un auto de un año anterior es más costoso que el último modelo? Son solo algunas pocas perversiones o desviaciones que influyen en la economía de nuestra nación.

Habrá que sentarse a negociar con nuestro "animal consumista" y nuestras necesidades reales, con el sujeto que "ostenta un estatus", frente a aquél que elige "sabiamente" los objetos que pueden facilitarle la vida.

Unas pocas reflexiones para la víspera de navidad. Felíz Chavidad para todas y todos.




domingo, 2 de diciembre de 2012

Diez años desde el inicio del paro petrolero

El 2 de diciembre de 2002  un conjunto no tan diverso de apátridas y saboteadores iniciaron un "paro nacional", recién salíamos de laresaca del Golpe de Estado en abril y un grupito de la élite "meritocrática" de PDVSA decidió amargarnos las navidades atodas y todos. Quiénes ya éramos adultos para él momento recordamos muy bin el clima de zozobra,los comentarios de taxistas y conductores, las kilométricas colas para echar gasolina (lástima que nuestros hermanos de la frontera viven esto a diario), a pesar del caos y la desaparición de ciertos productos la gente hizo sus hallacas y se puso su estreno, el niño jesús entregó sus regalos a tiempo, la arremetida apátrida no pudo quebrar la ilusión (ni el estómago) de este noble pueblo guerrero.
En mi caso, por ahí el 23 de diciembre estábamos llegando a Choroní mi pareja y yo, lo más hermoso no es que hubiera cerveza (agotada ya en la capital) y un montón de panas, lo maravilloso fue llegar y que el ambiente era (literalmente) "viva Chávez carajo!", conocidos y desconocidos nos abrazamos 24 y 31 celebrando que el Comandante se hubiera quedado, apuntando hacia el compromiso que hoy 10 años después nos mantiene unidos como una roca.
A quiénes dicen "ay por qué recordar eso?uds y su rencor...", amiga, amigo que no cree en este proceso (vieron qué elegante), no se coman la luz nuevamente, cada día somos más y no vamos a permitir que nos regresen a un país gobernado por los intereses del capital.
Revolución o nada, apátridas temblad.

martes, 14 de febrero de 2012

MIRA PA DENTRO

ESTE VIDEO FUE EDITADO HACE TRES AÑOS
CONTIENE IMÁGENES DEL ASEDIO A LA ESCUELA DE TRABAJO SOCIAL
Y OTRAS QUE TIENEN QUE VER CON LAS PROTESTAS DE LOS NALGUITAS BLANCAS
ESTE ES EL FASCISMO AL QUE ENFRENTAMOS HOY

NO PASARAN!

video