domingo, 23 de mayo de 2010

La larga noche


Hoy me desperté con buen ánimo, me levanté temprano, lavé mi ropita (a mano), y ahí va con un poco de sol. Este blog nunca pretendió ser un recuento de asuntos personales, pero lo tengo medio abandonado y voy a permitirme esta autoferencialidad no pedida.
En la Argentina estamos próximos a conmemorar (no sé si a celebrar y eso iré mas adelante) los 200 años del bicentenario. Grandes eventos se preparan en la capital, pero yo estoy a unos 800 kilómetros de distancia, allá está mi amigo Jesús, Ginzu el de la foto de este mismo blog.
Me contó por esta via inernauta "aquí todos odian a Chávez", y yo me pregunto, por qué será el odio, digo, más allá que el tipo sea un zambo pata en el suelo y que haya sido militar, será que son gorilas, digo que sólo se encontró con antiperonistas, será que los peronistas tampoco nos entienden?
Creo que el continente, o el subcontinente, término que me robo de los asiáticos, miren que hay matices diversos en América, está dando un giro muy interesante, incluso estando acá en la Argentina, me ha servido para presenciar que SI hemos avanzado, que acá la oligarquía es muy fuerte y muy facha, y les digo que busquen referencias a Macri (alcalde de Buenos Aires) y su política para los "trapitos y limpiavidrios", uds saben, esos que antes nos caían a cada rato en cada semáforo.
A pesar de que en Argentina tienen una economía bastante estable, gracias a la producción del campo y a algunos sectores de la industria, pasan cosas como que el PAPEL para periódico lo maneja UNA SOLA empresa, entonces claro, a los oficialistas, o cualquiera que no sea del grupo Clarí o Vila Manzano (que son grosos, como dicen acá), les sale el costo del papel por las nubes, es una cosa insólita. Ni me voy a detener a contarles sobre las empresas celulares que le cobran a uno por recibir llamadas, bueeh...
Como les decía, acá en Argentina se producen muchas cosas, y tienen un costo menor al detal (al menos calculando con el dólar oficial venezolano) que los productos en Venezuela, para mencionar algunos: las papas, la leche líquida, EL MATE, los jabones y cosas de baño, etc. ya por ahí hay algunas cosas que se equiparan en precios.
Seguramente pasará lo mismo en Brasil en cuanto a algunos productos y yo me pregunto. Cuándo será que ESTOS SEÑORES que manejan todas esas empresas de importación y pelean TANTO por la cosa de los ilícitos cambiarios, cuándo será que van a empezar a comerciar con nuestros vecinos del sur. Ya está abierto el debate (no sé si aprobado, lo siento) sobre el SUCRE, como moneda "virtual" para el intercambio comercial.
Pareciera que estos "oligarcas venezolanos" lo que quieren es quebrar nuestra economía para forzarnos a echar pa' tras los planes de integración económica.
Acá, legalmente, soy tratada como ciudadana de un país de mercosur, aunque oficialmente la cosa es ej julio, creo, pero por qué carajo tienen que traer jabón líquido de TURQUIA a Venezuela? Y esto lo digo porque lo he comprado.
Creo que es hora de despertar y hacerle un llamado a todos ellos que manejan la economía, para que dejen de mirar hacia otro lado y vean hacia el SUR. Unos podrán decir que la corrupción o la burocracia, quizá sea más ganancia (centimos) traer un producto de Europa o Asia, pero por qué no sacrificar un porcentaje de las ganancias, cuando estaremos dispuestos a integrarnos para el beneficio de este subcontinente, con MUCHAS banderas, con muchos colores y problemas, pero con un compromiso, el se er latinoamericanos y colaborar con el planeta.
Es mi reflexión de este domingo híbrido, escuchando FUERZA NATURAL de Cerati, muy bueno, lo recomiendo.
Saludos planetarios desde Córdoba, en pleno corazón de la Argentina.