miércoles, 26 de junio de 2013

Sobre las redes sociales, la guerrilla y especies afines (del 21 de mayo)

Hace meses que no pasaba por este blog, ni siquiera se por qué apareció en una de las pestañas de navegación (algo habré pisado), ciertamente es buen momento para retomarlo. Utilizo este espacio como lo que es, una bitácora y por eso les echo ese cuento.

En Venezuela hay una guerra feroz en contra del proceso revolucionario, en contra de los chavistas y en general del legado Comandante Chávez, uno de los espacios donde se evidencia esto es precisamente en las fulanas redes sociales, sencillo ponga la etiqueta #Venezuela en el buscador de twitter y verá de qué hablo.

Los ataques constantes en los medios de comunicación, campañas llevadas de forma sistemática, ahora arremetieron contra el conductor de La Hojilla, Mario Silva, todos estos factores nos llevan a una sola conclusión, esto no es ninguna estrategia de "golpe suave", el golpe es duro y directo al hígado.

Otro aspecto fundamental de este "clima de desestabilización" y de "guerra permanente" que nos impone la derecha, y esto no tiene NADA que ver con la inseguridad, es la bendita agenda del desabastecimiento y la especulación.

No es que no se consigan los productos, es que cuando encontramos (o dónde los encontramos) son precisamente los especuladores quiénes nos los ofrecen, ahí cerquita de casa, en la calle (no estoy atacando a los buhoneros OJO, eso lo podemos conversar otro día). Pongamos de ejemplo LA CARNE de res, entonces yo voy de aquí para allá, y consigo mi carnita bien linda a CIEN (100) bolos el kilo, bueno hago el esfuerzo y la pago, pero uno se siente como indignado ¿no? porque una cosa es que ajusten a, digamos 45, y otra es que SOLO en el megamercal se consiga a ese precio.

De estas cosas me entero sobre todo en las redes, pues mis mercados no son tan concienzudos y si consigo unos champiñones bien finos de la Colonia Tovar, prefiero eso a estar mendigando medio kilo de bistéc. Esperen un próximo comunicado!

No hay comentarios: